Biopan pita integral Masa madre | Sabores del castillo (400 g)

Biopan pita integral Masa madre | Sabores del castillo (400 g)

$2.300Precio

Elaboración: 04 de enero 2022.

Vencimiento: 15 de enero 2022.

 

Pan elaborado artesanalmente y utilizando exclusivamente levadura natural (masa madre) desarrollada a partir de microorganismos del propio trigo y lactobacilos benéficos extraídos de fermentos lácticos. Elaborado con harinas integrales de trigo, centeno, linaza y chía.

 

Este pan es 100% vegano, no contiene leche, huevo o cualquier producto o subproducto animal. Además, este pan puede ser congelado por 90 días sin afectar sus propiedades, sabor y textura.

Agotado

Es un pan muy alto en fibra (6%), la más alta en Chile. Su fuente proviene de trigo, centeno y cebada integral, granos de trigo y avena, semillas de linaza, maravilla y chía.

Tiene un 48,48 % de ácidos grasos poliinsaturados, lo que lo hace el pan con más contenido de omega 3 y omega 6 en Chile. Su fuente proviene principalmente de las semillas de linaza y de la harina de chía.

Los panes elaborados con este tipo de levadura leudan naturalmente, en un proceso que puede demorar más de ocho horas, en el cual tanto el gluten y del almidón del trigo son transformados en proteínas y carbohidratos más digeribles, facilitando la ingesta de pan por personas con un nivel leve de intolerancia al gluten y bajando el índice glucémico, no afectando a personas con diabetes. La fermentación con masa madre permite una mejor absorción de la vitamina B12, zinc, hierro, magnesio, cobre y fósforo, fuertemente reducidos en el horneo si se hace uso de levadura comercial como fermento.

Las harinas utilizadas no contienen blanqueadores, emulsificantes, enzimas o cualquier preservante, lo que disminuye el consumo de alérgenos y substancias químicas nocivas a la salud. 

La sal utilizada es sal marina del Pacífico, extraída de forma artesanal y natural en la localidad de Cáhuil, en Pichilemu, haciendo uso sólo de agua de mar, viento y sol. A diferencia de la sal común, que sólo contiene cloruro de sodio, yodato de potasio, azúcar y antiaglomerantes, la sal de mar además de cloruro de sodio contiene un 14% de macro-minerales (especialmente magnesio) y alrededor de 80 micro-minerales. 

Se recomienda este pan para el control de la diabetes, embarazadas con problemas de estreñimiento, postparto y postoperados (esta levadura no produce gases o hinchazón), nodrizas en lactancia, bebes y personas con intolerancia a la proteína de la leche o huevo, personas con problemas de estreñimiento, personas con intolerancia leve al gluten, y como aporte nutricional a personas con sobrepeso ya que es un pan con muy buen aporte energético en la forma de calorías buenas, fáciles de absorber y no acumulables en grasa.